Premio Celeste

El Premio Celeste es un galardón que la AGIT otorga al miembro activo quien, durante el año, sobresale en excelencia académica o profesional y/o por su contribución a la sociedad.

Período:

Del 1 de julio al 30 de junio

Recepción de propuestas:

Del 30 de marzo al 30 de junio de cada año.
Evaluación de propuestas: Del 30 de junio al 30 de septiembre de cada año.

Jurado calificador:

Es conformado por tres personas, nombradas por la junta directiva y aprobadas durante la asamblea general anual ordinaria, quienes desempeñan ese cargo durante un año.

La terna está conformada por:

  • Un miembro honorario
  • Un miembro de la junta directiva
  • Un miembro activo propuesto en asamblea general

Recipiendarios elegibles:

Cualquier miembro activo de la AGIT, profesional o estudiante.

 

Proposición de los candidatos

Excelencia académica

 –   Para traductores:
Una traducción con un mínimo de 100 palabras y un máximo de 500, adjuntando el texto original y la hoja de vida del candidato.

–    Para intérpretes:
Presentar una grabación de una interpretación con una carta adjunta para corroborar que el trabajo fue desempeñado con excelencia profesional. Dicha carta deberá incluir la siguiente información: tema, categoría, duración y grado de dificultad de la interpretación, así como la hoja de vida del candidato.


Contribución a la comunidad

Tres miembros activos de la AGIT hacen la propuesta basada en el perfil del candidato haciendo énfasis en las actividades específicas que haya desarrollado durante el período del concurso, en beneficio de la AGIT y/o de la comunidad.

 

Celeste

La denominación del concurso no ha sido seleccionada al azar. Celeste Rocío Morales, distinguida miembro de la AGIT por muchos años, fue la primera en trabajar una propuesta de ley para actualizar la vigente, con el fin de apoyar al gremio y reconocer su contribución a Guatemala.

Se graduó como abogada y notaria en la Universidad Francisco Marroquín, trabajó como traductora jurada así como intérprete en varios idiomas. Cultivó un profundo refinamiento literario y su profesionalismo, su sólida ética y su determinación dirigida a la superación la distinguen grabando su imagen en las páginas de oro de la AGIT.

El galardonado con el Premio Celeste no solo obtendrá el reconocimiento financiero al que algunos colegas han contribuido y se ha anunciado, sino establecerá una tradición que esperamos continúe durante muchos años.