Historia

La Asociación Guatemalteca de Intérpretes y Traductores -AGIT- fue fundada el 17 de enero de 1973. La idea de crear una asociación surge en París, cuando Ernesto Falla, miembro de la Sociedad Francesa de Traductores, conoce al fundador de la Federación Internacional de Traductores.

A su regreso a Guatemala, convoca a traductores e intérpretes tales como: Orlando Falla Lacayo, María Julia Bolaños de Sánchez, Bárbara Giesemann e Ilma Niederheitmann de Bayo, con quienes crea la AGIT.

Naturalmente, el primero en presidirla fue Ernesto Falla. Le siguieron los licenciados Fernando Linares Beltranena, Jorge Canale Nanne y la intérprete hondureña-estadounidense de renombre Anne Bennaton, miembro de la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia/AIIC.

No fue sino hasta la década de los noventa cuando Sheila Wilkin da un impulso significativo a la AGIT. Posteriormente, el entusiasmo, la simpatía y la determinación de Ana Isabel Herrerías y Alcira García-Vassaux hacen que la AGIT trascienda. De esa cuenta, en Guatemala se llevan a cabo talleres, seminarios y congresos impartidos por: Peter Krawutschke, presidente de la Fédération Internationale des Traducteurs -FIT-; Marian Greenfield, presidente de la American Translators Association -ATA-; Elizabeth Gamble Miller de la American Literary Translators Association -ALTA-; Beatriz Rodríguez y Perla Klein del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires -CTPCBA-; y, Manuel Ramiro Valderrama de la Universidad de Valladolid. La AGIT ha participado en diversos seminarios y congresos internacionales: el Congreso de Alfonso Décimo el Sabio en Madrid, el Congreso Internacional de Traductores de la FIT en París, Melbourne, Sydney y Shanghai, entre otros. Cabe mencionar que la AGIT ha formado parte del consejo ejecutivo de la FIT LATAM.

La formalización del código de ética y el reglamento del tribunal de honor de la AGIT se le deben a Alcira García-Vassaux; y, el timbre del traductor, sello de calidad, a Eugenia Torres.

La Asociación Guatemalteca de Intérpretes y Traductores, con la colaboración de la doctora Uta Lausberg, incluye profesionales de lenguas mayas tales como: el quiché y el cakchiquel.

Desde el año 2004, gracias al gran esfuerzo continuo de dos miembros de la AGIT, Marta Pilón de Pacheco y Flor de Mayo Pacheco, traductoras, intérpretes y docentes, Guatemala cuenta con formación en traducción a nivel universitario con el Técnico Universitario en Traducción de la Academia Élite en alianza con Universidad Galileo, y abren brecha a otras universidades que hoy por hoy ofrecen la licenciatura en traducción.

En 2012, Cristina Chocano, presidente de la AGIT, y el doctor Gerardo Piña Rosales, director general de la Academia Norteamericana de la Lengua Española -ANLE-, correspondiente a la Real Academia Española, firman un convenio de colaboración entre ambas organizaciones. Asimismo, con motivo del cuadragésimo aniversario de la AGIT, la junta directiva decide refrescar la imagen de la misma. Este cambio inicia con el logotipo institucional, seguido de la creación de un logotipo conmemorativo y concluye con la metamorfosis de la página web, la cual se traduce a varios idiomas.